Religión del Futuro

Religión del Futuro


Es este tipo de espiritualidad que va a ser la religión del futuro. Va a ser la religión sin Dios, donde el hombre se siente conectado a lo infinitamente pequeño, a lo infinitamente grande, y al infinito en el tiempo, es decir a la eternidad.

Los Elohim nos ofrecieron su religión como un regalo maravilloso, lo que nos permite el beneficio de sus 25.000 años de avance espiritual. 
La ciencia de los Elohim es demasiado avanzada y muy misteriosa para nosotros entender o concebir siquiera una pequeña fracción de ella.

Pero cuando meditas y te conectas al infinito, somos iguales a ellos espiritualmente. 
El infinito es uno. Aun si somos humanos primitivos de la edad de piedra, o un científico Eloha; cuando armonizamos con el infinito, somos uno en el mismo nivel. Somos parte de un todo, conectado con el todo y sintiendo el todo.

Ese es el significado original de la religión. Esta palabra proviene del Latín ‘religare’, que significa ‘conectar’, ‘vincular'.

Ser religioso es sentirse conectado a las partículas del infinitamente pequeño del que estamos compuestos, a las células de nuestro cuerpo, a toda la vida en la Tierra, vegetal o animal, a todos nuestros hermanos y hermanas de la humanidad, a todos los demás seres que pueblan el universo infinitamente grande, a todas las estrellas y las galaxias, a los seres enormes formados por las partículas que llamamos galaxias, a todos aquellos que alguna vez existieron y que nunca existirán, a Todos con letra T mayúscula.

Esta espiritualidad es alimento esencial para el Hombre Nuevo. Mientras más avanzada científicamente es una civilización, más necesita de espiritualidad. 
Sin embargo, no necesita una espiritualidad primitiva, llena de dioses y supersticiones, sino una espiritualidad que nos permita hacer consciencia de la unidad de mente y materia.

Como está escrito en el libro tibetano de los muertos, 'la mente y la materia son eternamente uno'. La felicidad y la plenitud no vienen de objetos materiales, lujos o los últimos aparatos de moda. Ni siquiera la vida eterna necesariamente te hará feliz. Y vivir eternamente infeliz, sintiéndose aislado de los demás y del universo, puede ser lo más triste de todo...

Es a través de una espiritualidad de conexión que el Hombre puede realmente apreciar el privilegio de haber alcanzado la vida eterna gracias a la ciencia y disfrutar de ella para siempre. Es la religión de nuestro futuro. A pesar de que está naciendo, estamos viendo cada vez más gente abandonando sus creencias medievales y convirtiéndose a ella.